Una dieta para cada meta

En el mundo del fitness existen varios tipos de dietas, cada una se enfoca a una meta en específico, sin embargo no todas funcionan de igual forma para cada persona, algunos necesitan una mayor ingesta calórica para lograr el aumento de peso deseado, otros requieren disminuir al mínimo esta ingesta para poder lograr bajar de peso, e incluso hay quienes sin hacer dieta bajan de peso fácilmente.

La anatomía del ser humano es muy compleja y ninguno se asemeja a otro al 100%, debido a esto no existe una dieta ideal que se adapte a un tipo de persona en particular, sin embargo, se pueden jugar con estas según el metabolismo de cada quien y adaptarla a estos para lograr la meta deseada. Para esto se existen muchas recetas fitness que te pueden ayudar a complementar tu dieta según lo que quieras lograr. Existen diversos tipos de dieta, sin embargo las más comunes en este mundo son:

Dieta para bajar de peso

Ideal si lo que buscas en bajar esos kilos de más, reducir medidas y llegar a tu peso ideal. Una dieta para bajar de peso debe ir enfocada en ingerir una cantidad de calorías menor a la necesaria según el consumo calórico de cada persona. Determinar cuánto se debe consumir no es una tarea fácil, sin embargo puedes encontrar varias formas en internet y a partir de ahí calcular cuánto debes consumir.

Es importante no solo consumir calorías por consumir, se debe de tener un balance entre los micros y macro nutrientes, ingerir proteínas y carbohidratos, así como vitaminas, minerales y oligoelementos.

Dietas para ganar peso

Las dietas para ganar peso suelen ser vistas como la excusa para comer lo que quieras, nada más alejado de la realidad si lo que quieres es ganar peso en grasa. Lo ideal es consumir calorías sanas que provean además de una buena cantidad de proteínas, la cual es la encargada de construir tus músculos. Lo ideal es consumir 1 gr de proteína por cada kilo de peso corporal y 1.8 si se está entrenando, por lo cual un hombre de 70 kg que quiera ganar peso entrenando deberá consumir al menos 126 gr de proteína al día.

En promedio un huevo aporta 13 gr de proteína, un 10% del consumo necesario, 100 gr de soja aportan 37 gr de proteína, 21% de la ingesta diaria y 100 gr de maní aportan 24 gr de proteína, casi un 20% de lo recomendado diariamente. Con tan solo estos alimentos ya tendrías un 50% de tu ingesta diaria. La gelatina, el pescado, las carnes magras, vegetales y verduras también aportan una buena dosis de proteína, sin embargo, no es necesario consumir cantidades excesivas para llegar a la meta, además de que nuestro organismo desecha el exceso de proteína que no puede sintetizar. Lo ideal en estos casos es distribuir las porciones en intervalos de 3 horas, así mantendrás una carga constante en tu cuerpo, garantizando la construcción de tejido muscular y el aumento de peso deseado de manera sana.