Remedios

Tratamiento para niveles bajos de testosterona

Muchas veces los hombres pueden presentar un muy bajo nivel de testosterona, el cual puede afectarlos negativamente, produciéndoles una serie de síntomas tales como insomnio, desgaste de los huesos, falta de concentración y ciertos inconvenientes que están directamente relacionados con su vida sexual.

Sin embargo, existen múltiples tratamientos que permiten solventar este gran problema fácilmente. Consulta más información en https://planetsalud.com/suplementos/testoultra/

Terapias hormonales

Cuando se necesita conocer el funcionamiento de las hormonas, es importante realizarse un examen de laboratorio, el cual permitirá saber con exactitud todos los niveles de estas. Si se detecta un déficit de testosterona el médico tratante ha de indicar una serie de tratamientos que deben ser cumplidos a cabalidad para poder combatir rápidamente este inconveniente.

Normalmente, para solventar el problema, se suelen utilizar tratamientos que incluyen la aplicación de geles, inyecciones o parches que hacen posible aumentar de una manera mucho más rápida los niveles de esta hormona.

No obstante, esto puede tener algunos efectos secundarios que pueden influir negativamente en la salud, tales como la coagulación de la sangre, infertilidad, depresión, e incluso ciertos problemas de insuficiencia cardíaca que podrían empeorar con el paso del tiempo.

Igualmente, el paciente puede presentar dificultades para orinar, por lo que es recomendable consultar todos los riesgos con el médico, quien indicará cuál de todas estas opciones es la más apropiada, y así evitar causar demasiados problemas al paciente.

Alimentación

Por otra parte, es vital asegurarse de tener una dieta balanceada durante cada uno de los tratamientos, y por ende, consumir alimentos ricos en zinc, magnesio, selenio y vitaminas, que ayudarán a aumentar rápidamente los niveles de testosterona y además son una gran alternativa natural.

De esta manera, se recomienda la ingesta de carne, pescado, maní, chocolate oscuro, semillas de sésamo y calabaza, alimentos ricos en grasa como la mantequilla, el aguacate, el aceite de coco; granos como los frijoles y lentejas y una gran variedad de frutas entre las que destacan las bananas y las fresas, que poseen un alto contenido de vitaminas y minerales, ideales para ayudar notablemente en cuanto a la producción de testosterona.

De igual forma, quienes presentan este tipo de problemas hormonales deben tener en cuenta que deben evitar el consumo de ciertas bebidas como la cerveza, y tratar de regular la ingesta de productos con un alto nivel de sacarosa, ya que solo contribuyen a la reducción de la testosterona.

Hábitos saludables

Cabe destacar que las personas que presentan bajos niveles hormonales, además de aplicarse los tratamientos antes mencionados, deberán comenzar a plantearse la posibilidad de comenzar a realizar una rutina diaria de ejercicios de al menos treinta minutos, los cuales deben ser arduos para obtener muchos mejores resultados a corto plazo.

Finalmente, es fundamental mantenerse al margen de factores que pueden resultar estresantes, y seguir las recomendaciones de los especialistas, ya que esto ayudará a solventar cada uno de los problemas de una manera mucho más fácil y rápida, sin causar daños y reduciendo al máximo cada uno de los riesgos que pueden ser realmente perjudiciales para la salud del paciente.

Leave a Comment