Cómo tratar la parálisis de Bell

La parálisis de bell es también conocida como parálisis facial debido a que su síntoma principal es la parálisis de un lado de la cara, esto es causado por la inflamación del nervio fácil encargado de los movimientos de los músculos afectados. Esta enfermedad no es grave para la salud, de igual forma es muy molesta imposibilitando ciertas tareas diarias causando depresión, preocupación e inestabilidad emocional.

En el presente post compartiremos algunos tratamientos para la parálisis de bell, de igual forma haremos mención de lo síntomas y causas principales de la misma.

Síntomas de la parálisis de bell

Los principales síntomas que se observan al padecer de esta patología son los siguientes; imposibilidad de cerrar un ojo, boca caída en el lado afectado, sensación de molestia en el ojo, dolor en la parte baja o trasera del oído, dificultad para pronunciar palabras, la zona paralizada carece de la presencia de arrugas.

Causas principales de la parálisis de bell

No existe una causa concreta la cual sea responsable de este padecimiento, aparece de forma repentina puede ser producto de alto grado de estrés,  cambios bruscos de temperatura, infección de oídos, sarcoidosis, virus de inmunodeficiencia humana o VIH, virus del herpes.

Algún tratamiento para tratar la parálisis fácil de bell

Esta enfermedad normalmente desaparece por si sola después de haber transcurrido el tiempo de 6 meses, de igual manera los medicamentos y tratamientos que se usan para combatir esta enfermedad son los siguientes:

Esteroides estos reducen la inflamación y promueven la regeneración de nuevos tejidos.

Antivirales se utilizan para reducir la probabilidad de reproducción de algún virus en el organismo.

Fisioterapias promueven la recuperación de la actividad muscular de la zona e imposibilita que los músculos se contraigan permanentemente. De igual forma el uso de parches para el ojo y lágrimas artificiales son parte de un cuidado personal que se debe tener para así evitar molestias.