Remedios para el dolor de ombligo

El dolor en el ombligo puede estar determinado por diferentes causas, y también puede manifestarse de distintas maneras. El dolor puede ser dado por hernias umbilicales, contaminación causada por parásitos, etc. Y Puede manifestarse en forma de cólicos, puntadas regulares y, aunado a esto pueden presentarse síntomas como vómitos, palidez y sudoración.

Causas del dolor de ombligo

Entre las causas más frecuentes del dolor de ombligo podemos encontrar las siguientes:

  • Úlcera. Se trata de un revestimiento del estómago erosionado y exceso de ácido estomacal. El dolor se presenta de manera regular y se intensifica al ingerir alimentos cítricos.
  • Bloqueo del intestino. Muchas veces el dolor se presenta por mal funcionamiento del mecanismo intestinal, lo que provoca hinchazón en el área abdominal entre otros síntomas.
  • Estreñimiento. Ocurre cuando la frecuencia de las evacuaciones disminuye, y si esta situación persiste, puede presentarse hinchazón intestinal, diarrea repentina, sangrado rectal, entre otros.
  • Esta enfermedad es causada por la obstrucción del apéndice situado junto a la parte superior del intestino grueso por la presencia de cuerpos extraños como parásitos. Uno de los principales síntomas es el dolor abdominal o dolor en el ombligo.
  • Una de las causas más frecuentes de este dolor es el debilitamiento de la zona abdominal por causa del estiramiento producto del crecimiento fetal, o también por la compresión y distensión del útero y de otros órganos que estimulan los nervios de esta zona provocando sensación de dolor. Este suceso es completamente normal durante el embarazo.

Un dato importante para combatir este molesto dolor es identificar la zona del ombligo afectada:

  • Dolor por encima del ombligo.
  • Dolor por debajo del ombligo.
  • Dolor alrededor del ombligo.

Remedios contra el dolor de ombligo

Afortunadamente existen remedios para el dolor de ombligo sumamente sencillos que nos pueden ayudar y que podemos poner en práctica desde la comodidad de nuestro hogar, entre los cuales tenemos:

  • El alcohol. Podemos tomar una porción de algodón e impregnarla con alcohol, frotarla en la superficie del ombligo, inclusive dentro del mismo, para así eliminar cualquier tipo de bacteria acumulada en esta zona, además de aliviar el ardor o picazón y refrescar la zona.
  • Aceite de Coco. Este aceite posee un sinfín de propiedades antinflamatorias, antifúngicas y antibacterianas, por lo que si tomamos un poco de este aceite levemente caliente, lo aplicamos en la zona y dejamos que penetre podremos observar alivio.
  • Aloe vera. El aloe es una de las grandes maravillas de la naturaleza por lo que puede curar casi todo. El aloe vera es uno de los remedios más utilizados para este tipo de dolencias ya que posee un efecto calmante que ayuda a atenuar el dolor, la inflamación y comezón. Solo debes tomar un trozo de penca, retirarle la concha y reservar sólo el cristal para frotarlo sobre la zona abdominal de 20 a 25 minutos hasta que observes que el malestar está cediendo.
  • Agua salada caliente. Aunque resulta ser una solución absolutamente simple, es muy eficaz, y es uno de los mejores tratamientos para este tipo de dolor. Básicamente el agua al estar caliente penetra mucho más fácil y rápido, y la sal desinfecta y mata las bacterias alojadas en esta zona.