Mejora tu rendimiento con estos consejos

Si tienes pensado comenzar a entrenar en un gimnasio, correr o realizar algún deporte para mejorar tu apariencia o simplemente mantener saludable, es necesario que lo combines con una dieta balanceada que te permita llevarle el ritmo.

No es simplemente salir a entrenar y ver resultados, toda actividad deportiva tiene que ir respaldada con una dieta adecuada, de lo contrario en vez de mejorar, descompensaras tu cuerpo, te sentirás mas cansado y débil e incluso podrías enfermarte. Para evitarlo sigue estos consejos:

Aumenta tu ingesta calórica

Ya sea que quieras adelgazar o ganar masa muscular, en ambos casos necesitaras aumentar la cantidad de calorías y proporcionarlas adecuadamente durante el día en especial en las horas previas y posterior al entrenamiento. Esto se debe a que durante la actividad física se consume una mayor cantidad de energía por lo cual deberás cubrirla, de no llevar una alimentación adecuada podría llevarte a perder masa muscular, tener fatiga crónica o cansancio durante gran parte del día, falta de rendimiento durante el entrenamiento y serás más propenso a enfermarte ya que tus defensas bajaran.

Lo ideal es consumir 4 o 5 comidas al día, proporcionar estas comidas durante todo el día para garantizar el constante suministro de calorías, sobre todo antes y después de entrenar.

Te puede interesar:  Nutrición sin azúcar: Cómo perder peso de forma rápida y saludable

Consume más carbohidratos

Esto es tanto para las personas que quieren ganar masa muscular como para las que desean bajar de peso. Un atleta o deportista que quiera ganar masa muscular deberá consumir una mayor cantidad de carbohidratos, estos son la principal fuente de energía que utiliza nuestro organismo durante el entrenamiento y es normal que se agoten rápidamente durante su ejecución, esto causara fatiga y bajo rendimiento. Lo ideal es consumir carbohidratos sanos provenientes de los cereales ya sea trigo, maíz, avena, tubérculos o verduras como los plátanos y las papas, los frijoles también son una gran fuente de energía al igual que los lácteos y sobre todo las azucares de origen natural como la miel.

Si tu meta es bajar de peso solo debes de consumir los carbohidratos necesarios antes de entrenar y bajar paulatinamente el consumo hasta cierto punto en el cual puedas perder peso sin comprometer tu salud.

Las grasas son una gran fuente de energía

Y cuando menciono grasas no me refiero a una pizza o una hamburguesa con tocineta, me refiero a las grasas sanas de origen vegetal, el aguacate aporta un alto contenido en grasas sanas, los frutos secos como las nueces son ideales y el aceite de oliva para aderezar es la mejor opción.

Te puede interesar:  Cómo curar la periodontitis

Mantente hidratado en todo momento

La deshidratación es la principal razón del bajo rendimiento durante el entrenamiento, lo ideal es estar hidratado antes de entrenar y mantenerse así durante y después del entrenamiento. Las bebidas energizantes son un gran complemento, sin embargo, muchas contienen altos niveles de azucares, lo mejor es contar con un termo con té verde y limón endulzado con miel o melaza, esto te permitirá mantenerte hidratado y a la vez recuperaras los electrolitos perdidos.

Fuente: quesignificasoñar.net/comida/