Mantén tu rostro saludable y radiante

El sueño de toda mujer es mantener su rostro joven, sin imperfecciones, radiante y lleno de vida, pero no es una tarea fácil, el paso del tiempo, la mala alimentación, malos hábitos, no consumir la cantidad de agua necesaria y la falta de cuidado van ocasionando que nuestra piel pierda brillo, se vuelva flácida, aparezcan las molestas líneas de expresión y como resultado final que luzcamos menos joven.

El paso del tiempo no lo podemos frenar, con el resto de las casusas podemos hacer pequeños cambios que nos permitan frenar un poco los efectos de la edad y los agentes externos en nuestro rostro. Una forma de mantener nuestro rostro hermoso y saludable es a través de Remedios caseros, mascarillas preparadas con ingredientes naturales que nos ayuden a lograr ese rostro joven que tanto deseamos. Toma nota de estas mascarillas que seguro te encantaran:

Para limpiar tu cutis

Lo primero que debes hacer para comenzar a cuidar tu rostro es mantenerlo limpio, esta mascarilla te ayudara a eliminar impurezas de tu piel a profundidad, sin la necesidad de dañarla con químicos o jabones. Para hacerla necesitas una cucharada de miel, una cucharada de leche en polvo y clara de un huevo. Se deben de mezclar bien, hasta que quede homogénea y sin grumos, se aplica en el rostro y se deja actuar por al menos 15 minutos. Finalmente se debe enjugar la cara con abundante agua tibia y posteriormente con agua fría para cerrar los poros.

Mascarilla para suavizar la piel

Para esta mascarilla necesitas mezclar en un recipiente una cucharada de yogur natural, una cucharadita de miel y 10 gotas de limón, debes mezclar bien hasta lograr una pasta homogénea. Luego de que la pasta este lista, aplícala en tu rostro y déjala reposar por 30 minutos, repite este proceso 3 veces a la semana al menos y veras como tu cutis comenzara a verse y sentirse más suave.

Mascarilla para hidratar la piel

Muchas mujeres padecen de piel seca, esto se debe a la falta de hidratación, lo que ocasiona que la piel se vea deshidratada, seca y porosa. Con esta mascarilla lograras nutrir tu rostro, lo llenaras de energía y de vida, para prepararla necesitas medio aguacate y una cucharada de aceite de oliva, debes mezclarlo con fuerza hasta que queden una pasta unicolor, lo aplicas sobre tu rostro y lo dejas actuar por 15 minutos, luego tan solo retíralo con agua tibia, y veras resultados de inmediato.

Método para eliminar los puntos negros

En este caso no es precisamente una mascarilla, se trata de un método de exfoliación que ayudara a eliminar el exceso de impurezas alrededor de nuestra nariz, un área bien difícil de alcanzar. Para esto necesitaras un tomate bien maduro, al cual lo vas a cortar a la mitad y con el centro lo pasaras por sal gruesa, esta es mucho mejor que la sal fina, ya que es menos abrasiva, deberás pasarlo luego por tu rostro, específicamente la nariz y su alrededor, pero con suavidad para no maltratar la piel. Aplica esto en las noches antes de dormir y no más de una vez por semana.