Las mejores manzanas para combatir el parkinson y alzheimer

Un grupo de sustancias en las manzanas puede proteger el cerebro del tipo de daño que causa enfermedades degenerativas como la enfermedad de Alzheimer y la enfermedad de Parkinson, según dos nuevos estudios de la Universidad de Cornell. Los estudios muestran que la quercetina, definida como un “fitonutriente”, puede proteger las células cerebrales de los ratones cuando son sometidas a insultos oxidativos en experimentos de laboratorio.

Las manzanas son beneficiosas

Los fito-nutrientes como el ácido fenólico y los flavonoides protegen la manzana contra bacterias, virus y hongos y son responsables de las propiedades antioxidantes y anticancerígenas de la fruta. La quercetina es el principal flavonoide de la manzana. Los antioxidantes ayudan a prevenir el cáncer eliminando los radicales libres e inhibiendo la producción de sustancias que dañan las células normales.

Los estudios muestran que el consumo de manzana no sólo ayuda a reducir el riesgo de cáncer, como ya han demostrado estudios previos, sino que una manzana por día puede proporcionar una importante sustancia bioactiva que puede jugar un papel clave en la reducción del riesgo de enfermedades neurodegenerativas”, dijo Chang Y. Cy “Cy” Lee, profesor de Ciencia de los Alimentos en la Universidad de Cornell.

En un estudio, recientemente publicado en línea y que se publicará en la edición de noviembre/diciembre de 2004 de la revista Journal of Food Science (69 (9): S357-60), Lee y colaboradores compararon la forma en que dos grupos de células neuronales de ratón reaccionaron a la exposición al peróxido de hidrógeno, una sustancia halógena común. Sólo uno de los dos grupos fue pretratado con diferentes concentraciones de extractos de manzana fenólica. Los investigadores encontraron que cuanto mayor es la concentración de extracto fenólico, mayor es la protección de la célula nerviosa contra el estrés oxidativo.

Los antioxidantes de las manzanas

Lo que descubrimos es que los fenoles de la manzana, que son antioxidantes naturales en las manzanas frescas, son capaces de proteger a las células nerviosas de los insultos neurotóxicos”, dijo Lee. En otro estudio, Lee y Ho Jin Heo, colaboradores, profundizaron la acción de la quercetina, concluyendo que la quercetina debe ser la principal sustancia beneficiosa de la manzana. De hecho, han encontrado que la quercetina es mucho más efectiva que la vitamina C para proteger a las células nerviosas del daño causado por el peróxido de hidrógeno. La quercetina está presente principalmente en manzanas, arándanos y cebollas. Este segundo estudio se publicará en la edición de diciembre de la revista Journal of Agricultural and Food Chemistry.

Otros estudios previos también han asociado sustancias activas en frutas y verduras con la reducción del cáncer y enfermedades cardiovasculares. Sus propiedades antialérgicas y antiinflamatorias también son bien conocidas.

Aunque el Dr. Lee señala que estos estudios se llevaron a cabo en el laboratorio y no sobre el hombre, no duda en recomendar un mayor consumo de manzanas en la dieta diaria, así como verduras y otras frutas frescas. Realmente tengo razones para creer que una manzana al día le quita el regreso al médico” argumenta el Dr. Lee.

¿Y tú qué consideras? ¿Sabías esta propiedad de la manzana? ¿Comerás más manzanas a partir de ahora?