Curiosidades

La importancia de mantenerse hidratado

Un hecho completamente sencillo y cotidiano cuya importancia es en ocasiones ignorada. Basta sólo con mencionar que el 83% de nuestro organismo se compone de agua, para entender por qué la ingesta de líquidos es tan indispensable en nuestra vida, y que obviar esta tarea puede causar serios problemas a nuestra salud tanto física como mental.

Ingerir agua durante el día es una tarea de suma importancia para el correcto funcionamiento de las acciones que realiza nuestro organismo, ya que actividades como el ejercicio o el simple hecho de estar sentados representa el consumo de líquidos contenidos en los tejidos, y al hidratarnos sencillamente reemplazamos esos líquidos gastados.

¿Qué pasa cuando no nos hidratamos constantemente?

Cuando no tenemos una correcta hidratación, el cuerpo empieza a tener un déficit en cuanto a sus funciones normales; empezamos a sentirnos cansados, sin fuerza, nuestro ánimo decae porque además todo esto tiene consecuencias en nuestras funciones cognitivas, y en casos más extremos se originan problemas renales y otras enfermedades.

La deshidratación es causada directamente por la escasa ingestión de líquidos ya sean bebidas o alimentos, pero también supone un problema involuntario al presentarse por causa de la pérdida de líquido por efecto de diarrea u otro tipo de enfermedad. Esta condición se clasifica por la pérdida de peso directamente relacionada a la pérdida de líquido no repuesto, y dependiendo de ello, pueden observase mareos, dolor de cabeza, ansiedad, falta de memoria, fatiga, estreñimiento, infecciones urinarias y otros síntomas.

¿Por qué es tan importante hidratarnos?

La importancia de la hidratación radica básicamente en el correcto funcionamiento de las actividades de nuestro cuerpo, ya que este necesita combustible para desempeñar bien cualquier tarea de nuestra vida cotidiana, y el agua es una parte indispensable de este. La buena hidratación tiene consecuencias sumamente positivas en nuestra vida, y ayuda notablemente a mejorar todas y cada una de las tareas que desempeñamos; si estudiamos, el hidratarnos constantemente nos ayuda a la retención de información, nuestra piel se torna mucho más sana y reluciente, podemos evitar daños renales en tiempos futuros, incluso nuestro estado de ánimo mejora en gran medida, gracias a la influencia que tienen los líquidos en nuestra actividad cognitiva, claro está que todas las actividades que realiza nuestro cerebro son posibles gracias a que ingerimos líquidos.

Lo recomendable es consumir dos litros de agua al día, como mínimo un litro diario, tomando en cuenta que no sólo nos hidratamos cuando bebemos agua o cualquier bebida, sino también por medio de los alimentos que consumimos día a día, como las frutas y verduras, o el líquido que utilizamos para su preparación, también supone un aporte pequeño pero de importancia.

Una buena hidratación puede prevenir el padecimiento de enfermedades renales, estreñimiento, enfermedades dentales, trastornos broncopulmonares, dolores de cabeza, migrañas, disminuye el riesgo de caídas producto de mareos o pérdida de equilibrio y enfermedades como el cáncer. Es por ello que debemos estar constantemente ingiriendo líquidos, incluso cuando no sintamos sed, ya que ésta es una señal de deshidratación.

Fuente: QueSignifica.tv/agua/

Leave a Comment