Remedios

¿Debo preocuparme por un dolor de cabeza?

El dolor de cabeza… Lo oímos en las conversaciones cotidianas, a veces como pretexto para abstenerse (“No puedo, me duele la cabeza”), a veces para expresar su desorden (“este problema me da dolores de cabeza”). Esto no es sorprendente, ya que él es el primero en la lista de los problemas de salud más comunes. De hecho, la gran mayoría de los individuos se verán afectados varias veces durante su vida.

También conocida por el término médico “dolor de cabeza“, la cefalea no es una enfermedad sino un síntoma. Ocasionalmente ocurre sin razón aparente, su presencia a veces puede ser explicada por ciertos factores relacionados con los hábitos de estilo de vida o un problema médico.

Aquí hay algunos ejemplos de factores que pueden causar un dolor de cabeza desagradable:

  • privación de sueño;
  • demasiado alcohol o ciertos alimentos;
  • mala postura;
  • tensión muscular en el cuello;
  • fluctuaciones hormonales;
  • Infección respiratoria (frío, gripe, sinusitis, etc.);
  • fatiga ocular (después de pasar demasiado tiempo frente a una pantalla, por ejemplo).

Es normal ser molestado por dolores de cabeza ocasionales. Por otro lado, si persisten u ocurren con frecuencia, trate de encontrar la fuente. Una vez que se determina la causa, se pueden establecer medidas o un plan de tratamiento para abordar la situación. Puede ser necesaria una consulta médica.

¿Cómo aliviar un dolor de cabeza?

Éstos son algunos consejos para ayudar a aliviar el dolor de cabeza ocasional, de intensidad leve a moderada y en la ausencia de factores alarmantes (vea ¿Cuándo consultar a un médico? a continuación).

Descansa un poco. Cuando comience el dolor de cabeza, trate de descansar. El descanso y la relajación pueden reducir su duración e intensidad.

Evite los factores que pueden empeorar su dolor de cabeza. El consumo de alcohol, la actividad física intensa y la exposición a la luz brillante, los ruidos fuertes o el calor extremo son factores que harán que su dolor de cabeza empeore o sea más difícil de soportar.

Considere tomar un analgésico sin receta médica. Consulte siempre a su farmacéutico antes de comprar un analgésico sin receta médica. Le ayudará a elegir el producto adecuado para usted, o le confirmará que el medicamento que tiene a mano es seguro para usted, teniendo en cuenta su edad, estado de salud y los medicamentos que está tomando.

Cambia de opinión. Haga una actividad relajante y placentera, esperando que el dolor de cabeza pase o que el analgésico que usted ha tomado surta efecto.

Pruebe una técnica alternativa de alivio del dolor comprobada. Varias técnicas pueden ayudarle a aliviar su dolor de cabeza, como la respiración profunda, el masaje (cabeza, cuello u hombro) y algunas formas de meditación o visualización. Mucha gente le dirá que estos métodos, completamente gratuitos y accesibles en todo momento, valen su peso en oro!

¿Cuándo consultar a un médico?

En casos raros, un dolor de cabeza puede ser una señal de un problema más serio. Usted debe consultar a un médico de inmediato si tiene dolor de cabeza:

  • es violento o aparece repentinamente en segundos o minutos;
  • va acompañada de fiebre o rigidez en el cuello;
  • va acompañada de otros signos o síntomas inusuales o alarmantes (vómitos, debilidad, problemas
  • visuales, parálisis de una parte de la cara o del cuerpo, convulsiones, confusión, cambios de
  • comportamiento, desmayos, etc.);
  • se produce como resultado de una intensa actividad física, caída o golpe en la cabeza.

Leave a Comment