¿Hay cura para el herpes genital?

El herpes genital es una enfermedad transmitida por medio del acto sexual, se caracteriza por la aparición de molestas y dolorosas ampollas, estas ampollas pueden salir en cualquier parte del cuerpo como la cara, el cuello, torso, piernas, muslos, genitales. Esta aparecen debido a la infección causada por el virus, cabe destacar que estas ampollas no aparecen inmediatamente. Más adelante se explicara de manera más detallada.

En el presente post hablaremos un poco sobre esta enfermedad incurable para muchos, daremos a conocer los tratamientos más efectivos para combatir esta patología respondiendo así esa gran pregunta ¿hay cura para el herpes genital? Sin más que agregar continuemos.

Síntomas del herpes genital

Este padecimiento patológico puede ser contagiado de manera silenciosa pues el síntoma más notable el cual es la aparición de ampollas en cualquier parte del cuerpo del individuo no aparece inmediatamente o simplemente no muestra signos notables de padecer la enfermedad, antes de poder observar el brote percibiremos dolor e irritación en la zona afectada por el virus.

De igual manera esta enfermedad a medida que evoluciona causa picazón, dificultad para orinar debido a la inflamación en los genitales, dolor al orinar se presenta cuando la orina toca las llagas.

Posibles curas para el herpes genital

Existen diferentes tipos de tratamientos para frenar o erradicar esta enfermedad patológica, la mayoría de los que podemos encontrar se basan en tratamientos naturales, los cuales han demostrado ser muy eficaces.

Algunos tratamientos caseros para curar el herpes genital que podemos encontrar según experiencias de los afectados, el primero de ellos es tomar entre 3 a 4  baños con agua caliente el cual alivia el ardor y la molestia de las ampollas, el uso diario de aloe vera gracias a sus propiedades permite reducir progresivamente la enfermedad. Aplicar almidón de maíz luego de limpiar la zona permite que esta se mantenga limpia y seca.

Debemos buscar mejorar nuestra nutrición de estar desequilibrada ya que al tener un cuerpo bien nutrido nuestro sistema inmunológico aumenta notablemente, muchos dicen que la mejor y única cura para las enfermedades es la buena alimentación.