Remedios

Como cuidar la piel

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y el único que se encuentra totalmente expuesto a todos aquellos riesgos que agentes externos, o el envejecimiento pudieran ocasionarle. Por esta razón debemos tomar en cuenta cierto cuidado para mantener siempre su salud y belleza, en este sentido podemos poner en práctica algunos consejos muy sencillos de aplicar para lograr una piel perfecta de la cabeza a los pies. A continuación 7 datos básicos para saber cómo cuidar la piel.

Protección Solar

Uno de los factores más influyentes en el deterioro de la piel son los rayos UV. La sobrexposición al sol causa severos daños a la epidermis tales como manchas, arrugas deshidratación, entre otros, por lo que nunca debemos estar expuestos al sol sin ningún tipo de protección solar.

Hidratación en Frío y Calor

Es importante mantener la piel hidratada con cremas humectantes con un porcentaje de protección solar si nos encontramos regularmente expuestos a la luz del sol, en caso de habitar en sitios de bajas temperaturas se debe utilizar estas cremas con más regularidad debido a que el aire frío seca mucho más rápido la piel, pero principalmente debemos consumir al día la cantidad necesaria de agua que necesite nuestro cuerpo ya que todo empieza por dentro.

Duchas con Agua Tibia y Fría

Utilizar agua tibia casi caliente para nuestra ducha no solo ayuda a relajar nuestro cuerpo, sino también a abrir los poros, por lo tanto, limpia la piel más a profundidad, y posteriormente pasar agua fría para cerrarlos y no permitir que vuelvan a penetrar impurezas en los mismos.

Dormir el tiempo necesario

Mientras dormimos, nuestro cuerpo produce aceites esenciales que contribuyen con el mantenimiento de nuestra epidermis, por lo que un buen descanso puede proporcionarnos una piel sana y llena de vida.

No Abusar de las duchas largas

Muchas veces cometemos en error de darnos duchas demasiado largas o ducharnos muchas veces al día sin saber que estamos causándole daños graves a nuestra piel. No es conveniente estar tanto tiempo en el agua debido a que la piel se libera de los aceites que produce de manera natural y tiende a secarse, por lo que sólo debemos ducharnos el tiempo necesario sin abusar de ello.

Jabón Suave

Si observas que tu piel suele secarse generalmente después de la ducha, puede que estés utilizando el jabón incorrecto.  Es recomendable utilizar productos que posean un alto contenido de líquidos y aceites esenciales que lejos de ser abrasivos, limpien e hidraten la superficie de nuestra piel.

Buena Alimentación

En todos los ámbitos de nuestra vida una buena alimentación es esencial, y el cuidado de la piel no podía dejar de ser uno de ellos. Comer de manera saludable y equilibrada no solo representa un cuerpo sano, sino también una piel hermosa, en este sentido es vital aumentar el consumo de frutas y verduras ricas en vitaminas, minerales y antioxidantes, que ayudan a prevenir el envejecimiento y mantienen nuestra piel hidratada.

Seguir al pie de la letra todos estos consejos te garantizará una piel sana y radiante.

Leave a Comment