El acné durante el embarazo: Causas y maneras naturales de prevenirlos

Esas ampollas no se irán. Sí, cuando estás embarazada tu acné sólo empeorará. Tu podrías tener acné durante el embarazo debido a los cambios en el cuerpo, incluyendo las fluctuaciones en los niveles hormonales.

Este artículo te dice acerca de lo que puedes hacer para aliviarlo y luego lo que no debes hacer.

¿Qué causa el acné durante el embarazo?

Aquí están algunas razones para el brote del acné durante el embarazo:

  • El aumento del nivel hormonal durante el primer trimestre es la razón principal del acné en el embarazo. El andrógeno materno en las mujeres embarazadas desencadena la producción de aceite en la piel (sebo), obstruyendo los poros de la piel y creando espacio para el crecimiento bacteriano.
  • Si utilizas maquillaje grasiento a base de aceite, las posibilidades de brotes de acné son altas.
  • Si estás teniendo una historia de acné, entonces un estallido del acné es muy probable que durante el embarazo. Si consigues generalmente acné antes de que tu período comienza, entonces tú es probable que lo experimente durante embarazo también.
  • Los factores inmunológicos afectan a la piel, haciéndola sensible. La inmunidad débil atrae a las bacterias, que quedan atrapadas en los folículos y causan inflamación.
  • El acné no se puede dejar de lado como un irritante cutáneo menor porque los casos graves pueden tener un efecto psicológico, aumentando el riesgo de depresión e ideación suicida durante el embarazo (4). Las repercusiones dependen de la gravedad del problema y de cómo se pueda manejar.

Medidas generales para hacer frente al acné durante el embarazo

La Dra. Jonette Elizabeth Keri, profesora asociada de dermatología y cirugía cutánea de la Facultad de medicina Leonard M. Miller de la Universidad de Miami, dice:”El acné no es una afección que deba descartarse porque una mujer está embarazada porque es importante que las mujeres se sientan bien consigo mismas durante el embarazo” (6).

1. Mantenga su piel limpia

  • Use un limpiador suave y sin jabón para mantener limpios los poros de la piel.
  • Use el limpiador dos veces al día – por la mañana y por la noche antes de acostarse.
    Lávese la cara y séquese suavemente.
  • No se frote la piel.
  • Mantenga el área cerca de la mandíbula y la línea del cabello limpia a medida que estas áreas se obstruyen más.
  • Usa un buen champú para lavarte el cabello porque el cabello graso y grasiento puede causar un brote.
  • Use toallas limpias y cambie las almohadas a menudo para evitar el contacto con los aceites residuales.
  • No se lave demasiado la cara, ya que elimina la humedad natural de la piel.
    Evite el uso de agua caliente, ya que puede causar resequedad de la piel.
  • Use un limpiador suave y sin jabón con agua tibia para limpiar tu cara por la mañana, la noche y después de sudar.

2. No te metas

  • Mientras limpias tu cara, no friegas el acné porque puede empeorar la condición. Durante el embarazo, la piel se vuelve tan sensible que incluso el más mínimo roce puede causar lesiones. La exfoliación puede eliminar la humedad de la piel, haciendo que las glándulas sebáceas segreguen más aceite para reponer, lo que provoca obstrucciones en los poros y estallidos de acné. El hecho de pinchar o apretar los granos puede llevar a cicatrices y manchas permanentes.
  • Use una toalla suave o las manos para limpiar suavemente la piel con un movimiento circular.
  • Lavar y enjuagar a fondo.
  • Seque la piel con palmaditas y use una crema humectante suave y libre de grasa.

3. Hidrata tu piel

Use humectantes sin aceite que estén específicamente formulados para pieles propensas al acné. Esto mantendrá tu piel hidratada. Además, lavarse la cara con frecuencia puede resecar la piel, ya que se despoja de humedad. Usar el humectante adecuado ayudará a mantener el equilibrio del pH de la piel.

4. Evite la sobreexposición al sol

La sobreexposición al sol no sólo puede dañar la piel, sino que también puede desencadenar el brote de acné.

Puede provocar pigmentación y manchas en la piel durante el embarazo. Aplique protector solar para prevenir el daño de la piel. Asegúrese de que el protector solar esté especialmente formulado para una piel grasa y propensa al acné.

5. Evite usar maquillaje

Es mejor mantenerse alejado de los cosméticos cuando tienes un estallido del acné. Pero si te gusta maquillarte, usa cosméticos a base de agua y no a base de aceite. Además, lavatelo tan pronto como puedas.

6. Coma alimentos saludables

Elimine los dulces y los granos refinados (altos en carbohidratos) de tu dieta para eliminar los granos. Evite los alimentos horneados y fritos, ya que contienen grasas insaturadas que hacen tu piel vulnerable al acné. En vez de usar azúcar, cambie a la jaggerie o miel y en lugar de los granos refinados haga uso de granos enteros. Incluya nueces, frutas frescas y verduras verdes, naranjas y rojas para obtener todos los nutrientes esenciales. Hable con tu médico antes de alterar tu dieta y coma todo con moderación.

7. Aumentar la ingesta de vitamina B2

La deficiencia de vitamina B2 puede llevar a un aumento de las secreciones de grasa en la piel. Incluya verduras verdes como la remolacha, espinaca, espárragos, yogur y almendras, ya que son ricas en vitamina.

8. Manténgase hidratada

Beba mucha agua porque la deshidratación deja la piel seca. Incluya jugos de frutas frescas, batidos sanos, batidos de leche y jugos vegetales en tu dieta